¡Qué fuerte!

Archivado en : ,

Es la primera expresión que surge al contemplar estos anuncios, sino algo más estentóreo.

Llamar la atención del público a bocinazos o golpes de bastón es lo que parece pretender los creadores de estos carteles.

Bien amedrentando a la gente, para lograr una conducta preventiva frente al cáncer:

Tendrá cáncer

O bien usando directamente palabras mal sonantes e identificación con símbolos religiosos:

FC Cartagena

Blandos de sensibilidad, abstenerse de su visionado. Me estoy acordando del sistema de rombos que había en la tele para catologar la dureza de las películas en mi infancia.

Incluso ejemplos tan llamativos pueden servir para clase:

  • El primero para explicar la importacia de los hábitos de higiene y salud en la prevención de una enfermedad tan grave como es el cáncer de piel, o en la aplicación de la estadística en la sociología y la medicina.
  • El segundo para mostrar la importancia histórica de los símbolos de las religiones más extendidas. Incluso para abrir el debate sobre la posible ofensa a las personas de ciertas creencias o la tolerancia con ciertas manisfestaciones culturales.

Comentarios:

Escribir un comentario