Embalaje Japonés

Etiquetas : , , ,

Siguiendo el dicho de que “viajando se aprende”, y si se da la circunstancia de que nuestro pecunio no llega para ir muy lejos, siempre podemos echar mano de la Publicidad. Por ejemplo, de un bonito packaging japon√©s, que nos transporta en cuesti√≥n de segundos al otro lado del mundo.

(Fijaros que hasta las insercciones de m√ļsica en internet tambi√©n traen su publicidad)

√Čsta es la hoja de papel en la que ven√≠a un regalo que me trajo “una miga que me quiere mucho” desde Jap√≥n:

Evidentemente, no entendemos los bonitos s√≠mbolos con los que escriben, pero podemos deducir que algunos de ellos significan las palabras que s√≠ podemos entender en Ingl√©s: “Fine Art Shops, JY√úICHIYA”, e incluso alguna cifra “(55) 0210” en n√ļmeros ar√°bigos.

Así, podríamos hacer llegar al alumnado la importacia y funcionalidad que tiene el conocimiento de las grafías para la comunicación humana. Y lo trabajoso que habrá resultado la traducción, no siempre exacta, a lo largo de las distintas etapas históricas.

También había una bolsita blanca que guardaba una amuleto de la suerte:

Y lo más interesante, todo ello venía en una bolsa de plástico con el logotipo de la tienda y el nombre de la ciudad de la que procedía. Y allí estaban los Tres Monos Sabios:

Es una buena ocasión para hablar en Geografía, en Educación para la Ciudadania, en Historia, etc, de la cultura, la importancia sociopolítica e histórica de este país, de alguna de sus tradiciones como estos tres monos:

Actividades de Matem√°ticas para el Aula de Apoyo

Etiquetas :

Estas actividades han sido elaboradas por la actual Pedagoga Terapéutica (PT) del centro donde trabajo: Victoria Cristina Vázquez Cameselle.

Entre la m√ļltiples tareas que tiene que abordar una PT est√°n las de apoyar los contenidos instrumentales, que sirven para que el alumnado con dificultades de aprendizaje, adquiera las Competencias B√°sicas, y entre ellas la Competencia Matem√°tica.

No es fácil encontrar materiales educativos editados que se adapten a todas las particularidades de este alumnado, aunque ya existen una gran cantidad de ellos. A veces la mejor solución para la PT es elaborar sus propios materiales, para que resulten cercanos y adaptados lo máximo posible al alumno que tiene entre sus manos.

As√≠ hizo Cristina. Elabor√≥ estas fichas de matem√°ticas para sus alumnos del Aula de Apoyo, partiendo de determinados anuncios publicitarios, en concreto de un folleto de una cadena de supermercados. Parte de un sencillo anuncio de un producto y va planteando cuestiones a partir del precio del mismo. Acercando la operaci√≥n de c√°lculo a su vida diaria, puede que el alumno se involucre un poco m√°s en la resoluci√≥n del problema. Est√°n dirigidos a lumnos de 1¬ļ y 2¬ļ de la ESO que no han adquirido suficientemente ciertos procedimientos de c√°lculo con n√ļmeros naturales, decimales y fracciones. Constan de una serie de actividades que se podr√≠an a su vez dividir por la extensi√≥n y profundidad de sus contenidos en dos tipos: m√°s y menos avanzado.

Quiz√°s puedan servir a alguien m√°s para aplicar directamente en el aula o para adaptarlos seg√ļn las necesidades de sus alumnos. En todo caso, son aptos para trabajar la Competencia Matem√°tica, incluso en los √ļltimos curso de Educaci√≥n Primaria.

En total son nueve fichas de trabajo que figura a continuación ordenadas de menor a mayor complejidad:

Los Pelochos

Etiquetas : ,

Podemos llevar la aula estos v√≠deos de “Los Pelochos”, en clase de Matem√°ticas de Ed. Primaria y para trabajar la Competencia Matem√°tica. Incluso con los m√°s peques de Ed. Infantil en el √°rea de Lenguajes, Comunicaci√≥n y Representaci√≥n.

Los Pelochos son esos simp√°ticos “ochos rojos” de peluche que protagonizan las campa√Īas del n¬ļ 11888 de las P√°ginas Amarillas de Telef√≥nica. Nos recuerdan a algunos personajes de Barrio S√©samo:

Barrio S√©samo unounoocho_1ocho_2ocho_3Cada ocho va colocado en su lugar, precedidos de dos serios y est√°ticos “unos” con ojitos. Como son tres y est√°n juntos, el numerito de los peluches hablando, cantando, bailando y haciendo multitud de moner√≠as resulta muy apropiado. Los publicistas han aprovechado esta plasticidad para hacer numerosos anuncios, hasta un videoclip, y toda una complet√≠sima p√°gina web, “Mondo Pelocho” con concursos, regalos, juegos, descargas, noticias, etc, que sirve para difundir su mensaje y interactuar con el p√ļblico..

Mondo Pelocho

En la p√°gina de “Descarg√≥polis” (fijaros en la invenci√≥n de nuevas palabras uniendo los neologismos y los clasicismos, muy apropiado para Lengua de la ESO) podeis ver varios de los v√≠deos de la campa√Īa. El Casting es para troncharse.

No importa que sea el p√ļblico infantil y juvenil el que m√°s pueda usar esta web, son consumidores del d√≠a de ma√Īana. Es una estrategia de fidelizaci√≥n de clientes: si de ni√Īos lo han pasado bien con los pelochos, es m√°s probable que de mayores sean clientes del 11888, de las P√°ginas Amarillas y de Telef√≥nica. Para ello usan todas las formulas posibles de “merchandising”, regalos materiales que reproducen a los pelochos; regalos audiovisuales en forma de descarga, juego interactivo; participaci√≥n en concursos que mantienen la conexi√≥n y enganche con el consumidor, un escenario muy atractivo en forma de p√°gina con colores muy llamativos, predominando el rojo del peluche de los mu√Īecos; noticias sobre las campa√Īas de los pelochos con otras estrellas, conciertos en los que participan, programas de la tele, visitas por la geograf√≠a espa√Īolacon mapa interacativo inclu√≠do (muy apropiado para clase de Ciencias Sociales en la ESO), para poder verlos en directo; un mundo propio de fantas√≠a, animaci√≥n para todos los gustos y edades.

Este videoclip es una peque√Īa obra maestra en su g√©nero:

Pero para nuestra puesta en pr√°ctica en el aula, nos viene bien esa disposici√≥n num√©rica, acompa√Īada de esa musiquita pegadiza que acompa√Īa a la pronunciaci√≥n de cada n√ļmero, formando parte de una melod√≠a m√°s amplia, una manera muy cl√°sica de memorizar datos sin relaci√≥n l√≥gica aparente, o c√≥mo cuando se aprend√≠a anta√Īo la tabla de multiplicar, cantando.

Lo mismo hab√≠an usado par el n¬ļ de informaci√≥n anterior, el 11822, pero el “Tid√≥s” era un superh√©roe volador que encontraba lo necesario para la persona que le llamaba: