Contrapublicidad

Archivado en : , , , ,

En la entrada anterior hablamos de “lo que parece publicidad y no lo es” para lo cual no parece haber todav√≠a un t√©rmino a√ļn que lo defina. Se le podr√≠a llamar “Pseudopublicidad”. Y en √©sta veremos el fen√≥meno conocido como Contrapublicidad.

En estos casos ya hay un activismo ideológico, político o social. En general se critica también el propio fenómeno publicitario, al que se le achacan la mayoría de los males del planeta, una visión del mundo que comparte o proviene de esa visión negativa sobre la publicidad que tienen algunos.

Son creaciones muy ingeniosas y creativas que nos pueden servir para los mismo objetivos que la publicidad verdadera: como herramienta para acercarnos a determinados contenidos educativos o como contenido en sí mismo, pues es un fenómeno de comunicación, que canaliza la crítica y el malestar social ante ciertos asuntos.

Algunas veces se valen del recurso del humor para llamar nuestra atención (igual que hace la Publi):

.

.

.

Y otras veces usan una estrategia de transgresión muy fuerte para atraer nuestros sentidos y conciencia:

.

.

Comentarios:

Escribir un comentario