Emisor desdoblado

Archivado en :

Es muy frecuente que el emisor est√© desdoblado en dos entidades bien distintas: la “fuente” y el “codificador”.

La fuente es quien tiene la intención de comunicar, la empresa que quiere vender su producto o la entidad que quiere lanzar su idea.

F√°brica de Coca-Cola, La Coru√Īa, La Voz de Galicia, X.C.

Pero las empresas producen bienes de consumo, no mensajes. Necesita de otra empresa que est√© especializada en la creaci√≥n de mensajes, como la agencia de publicidad, que es el “codificador”.

Agencia Ogilvy en Montréal

El codificador es quien crea y domina los complejos códigos del lenguaje publicitario y los utiliza para crear un mensaje.

La conjunción en un mismo mensaje publicitario de distintos signos pertenecientes a diversos códigos produce un triple efecto: atrae poderosamente la atención del receptor, aumenta su capacidad persuasiva y hace más fácil y automática la decodificación.

No debemos olvidar que todo lo anterior se produce en un contexto comunicativo en el que el mensaje asalta al receptor en la calle, el transporte p√ļblico, el cine, hasta en los aseos p√ļblicos, o cuando est√° disfrutando en la intimidad de su hogar de su serie o programa de TV preferido, o leyendo las noticias en la prensa. Todos somos susceptibles de ser receptores. Es una presencia masiva y constante que ya vivimos como “ruido publicitario”. Por eso los publicistas se las tienen que ingeniar cada vez m√°s para captar nuestra atenci√≥n, para que no hagamos zapping durante los anuncios… Tienen que renovar continuamente los recursos que usan para lograr destacar su mensaje de la ingente cantidad de mensajes publicitarios que nos rodean. Para ello tienen que dominar los c√≥digos, las funciones y la estructura del lenguaje.

Escribir un comentario