Generaci贸n Nini

Archivado en : , , ,

Se ha hablado y escrito mucho ya sobre este t茅rmino que se refiere a esa generaci贸n actual de j贸venes y no tan j贸venes que ni estudian, ni trabajan, ni tienen intenci贸n de hacerlo.

Se han esgrimido multitud de argumentos para justificar la existencia de un fen贸meno tan chocante a los ojos de las anteriores generaciones que siempre tuvieron como valor y actitud vital la superaci贸n personal y el trabajo como m茅todo de independencia econ贸mica. Estos argumentos son: el bienestar econ贸mico en el que fueron criados por sus familias, la falta de objetivos profesionales debido al subempleo de los titulados, etc. Pero la actual crisis econ贸mica que podr铆a espolear un poco esa actitud parece estar apuntal谩ndola, contagiando de m谩s pasividad y impotencia a estos j贸venes que se frustran ante cifras como el 45% de paro en su tramo de edad, el logro de la emancipaci贸n a los 35 a帽os de edad como media, etc.

Parece ser un fen贸meno asumido ya por nuestra sociedad espa帽ola. Al parecer, tambi茅n se est谩 produciendo en M茅xico y Argentina.

Es muy com煤n que los hijos permanezcan mantenidos hasta muy tarde, y que los padres corran con todos los gastos y no s贸lo los imprescindibles, sino tambi茅n los caprichos y lujos innecesarios. Como por ejemplo un coche de alta gama.

Y como no pod铆a ser de otra manera, la publicidad se hace eco de este fen贸meno y de la actitud que la sociedad en general tiene hacia 茅l, es decir, bastante conformismo. Si no, mirad este anuncio:

El color rojo del coche y los acabados aerodin谩micos ya indican que es un modelo creado para un p煤blico juvenil. La estrategia publicitaria escoge un de doble sentido interpretativo para el eslogan: por un lado la frase literal de “Lo reconozco, soy un mantenido” que se supone que la dice el coche, debido al sistema de mantenimiento que ofrece la marca, y por otro lado la humanizaci贸n del objeto (los coches no hablan, a no ser para decinos que nos abrochemos los cinturones) que da a entender que lo podr铆a estar diciendo su due帽o, sin sonrojo alguno, un “nini”.

En un fen贸meno como la “Generaci贸n Nini” influyen muchos factores, y el sistema educativo es uno de ellos aunque nos duela reconocerlo. Los valores de esfuerzo, responsabilidad, automotivaci贸n y autoexigencia del alumnado se han ido diluyendo por diversos motivos sobre los que es necesario reflexionar y poner soluci贸n enseguida. Por una vez y sin que sirva de precedente, desaconsejo llevar este anuncio a clase, no vaya a ser que demos m谩s motivos a nuestro alumnado para ser “ninis”

Escribir un comentario