TABACO=MUERTE

Archivado en : ,

Es muy interesante lo que cuenta este art√≠culo de “EL Confidencial” sobre las campa√Īas antitabaco y las leyes que se van implantando. Algunas han supuesto la imposici√≥n de determinados esl√≥ganes en las cajetillas y ahora im√°genes que quiten las ganas de fumar, previniendo al usuario de los peligros para la salud. Aunque parece que influye m√°s en el consumidor el miedo a perder el atractivo f√≠sico que el miedo a morir.

Dato curioso avalado por los estudios cient√≠ficos sobre el tema. Aunque a mi me llega un poco tarde. Fue ese el motivo por el que dej√© de fumar y no es que yo sea una miss universo como la de la foto. Simplemente creo que estaba autoconvencida lo suficiente y s√≥lo necesite un empujoncito. Me explico: una noche me despert√© en un ba√Īo de sudor de un sue√Īo raro, raro, mas que un sue√Īo una imagen que trato de expresar con este dibujo:

A la izquierda una monta√Īa de cigarrillos que me ten√≠a que fumar, en el centro yo convertida en una anciana arrugada como uva pasa y sin fuelle pulmonar, y a la derecha otra monta√Īa pero de las cenizas y colillas que ya me hab√≠a fumado. Todo ello envuelto en una peste a mil ceniceros juntos que tiraba para atr√°s. Aquel d√≠a dej√© de fumar despu√©s de la ducha.

Le coment√© la cuesti√≥n a un compa√Īero psic√≥logo y me dijo que me hab√≠a hecho yo misma una PNL. ¬°Vaya, para un tipo de terapia que no se hacer, va y me sale bien!

Puede que esta idea es la que est√° aflorando en estas nuevas campa√Īas antitabaco y que podemos llevar al aula en Tutor√≠as de Ed. para la Salud, para intentar nuevamente un programa de prevenci√≥n entre el alumnado pero m√°s cercano a sus inquietudes juveniles: que no te huela el aliento al conversar o dar un beso a alguien, que no se te ponga la piel amarilla no s√≥lo de los dedos, que no puedas ni echar un baile (o como se diga ahora) porque te agotas, que no vayas con la ropa y el pelo apestando a cenicero, que te tengas que gastar una gran parte de la paga en tabaco en vez de hacerle un regalo a tu churri, etc…

¬°Ay… la mente de los educadores nunca puede estar parada!

Escribir un comentario