Violencia Capilar

Archivado en : , , ,

Cuando suelto el rollo de los contravalores en la publicidad, el que menos parece que detectaba el alumnado en aquella investigación era el de la violencia, lo cual se sustenta con la cara de interrogación que ponen los adultos cuando les hablo del tema.

Hoy os presento un lindo ejemplo de este contravalor y alguno m√°s:

.

¬ŅEs acaso necesario usar la violencia f√≠sica para convencer a alguien de que use un determinado champ√ļ? Noooo!! Responderemos todos al un√≠sono… Pero a los publicistas de esta campa√Īa les parece adecuad√≠simo.

Porque no ser√° una violencia con armas de fuego a la que tanto estamos acostumbrados en series y pel√≠culas, pero s√≠ es un comportamiento violento forcejear as√≠ con una muchacha en un supermenrcado para quitarle un bote de champ√ļ.

La cosa tiene m√°s inri cuando analizamos un poco m√°s el anuncio. ¬ŅQui√©n es ese tipo? Si nos fijamos al comienzo del video, el subt√≠tulo dice que es “Ricardo Ribeiro, Estilista Porfesional, Londres”. Y no se trata de un personaje inventado sino de todo un verdadero cameo, pues el tal estilista existe de verdad y se interpreta a s√≠ mismo. Es un famoso televisivo de origen brasile√Īo pero afincado en Gran Breta√Īa, seg√ļn Otromariblog.

El tópico del homosexual hortera con comportamiento histriónico se reproduce en el anuncio de manera ostentosa, sin dejar lugar a la más mínima duda. Algo muy poco favorable para normalizar la orientación sexual entre la población, sobre todo la juvenil, tan tendente a la estereotipación. Ni todos los homosexuales son peluqueros, ni todos los peluqueros son homosexuales, ni todos los homosexuales son violentos, ni todos los peluqueros son violentos.

Pues eso, que nos da para trabajar mucho el tema en Educaci√≥n para la Ciudadan√≠a, para Educaci√≥n Afectivo-Sexual, etc. No teneis trabajo, ni n√°…!

Escribir un comentario