Violencia en la Publicidad

Archivado en : , ,

Cuando elaboré mi material didáctico para trabajar en clase los valores y contravalores, que mostraré en breve, no emitían esta perla de Bancaja con Bud Spencer.

Pero es que este anuncio no tiene desperdicio para tratar el tema de la violencia. S√≠, ya s√© que en una primera visualizaci√≥n resulta muy gracioso y as√≠ le va a parecer anuestro alumnado. Se les deja reir un rato, o dos si hace falta y despu√©s se analiza el anuncio, y les podemos preguntar a nuestros alumnos y alumnas si les parece adecuado esa manera de reaccionar ante una m√≠nima dificultad, que lesiones reales causar√≠an esos tortazos y golpes que aparecen en pantalla si fueran de verdad, si hay que hacer las cosas por miedo a la violencia como parece hacer el banquero de Bancaja, etc., etc…

El recurso al humor-violento es muy com√ļn en publicidad, no tanto tan expl√≠citamente, por eso me parece una oportunidad √ļnica de aprovecharlo. Pasar a un segundo plano la violencia a base de humor, hacerle perder la brutalidad, es minimizar su importancia y las consecuencias de ella. Por muchas campa√Īas o recursos educativos que usemos para promover la educaci√≥n para la paz y el rechazo de la violencia para resolver los conflictos personales y sociales (como establece el curr√≠culo), un anuncio de estos echa por tierra muchos esfuerzos. Normalizar los usos y maneras violentas, haci√©ndolos socialmente aceptables no es compatible con la tolerancia y el respeto.

Que la primera reacción sea reirse, estamos socialmente condicionados a ello, no quiere decir que nos tengamos que quedar en ese nivel, podemos desmenuzarlo, analizarlo y contraponerle otro valor más positivo, otra forma de resolver conflictos. Por ejemplo, en clase, podríamos proponer a nuestro alumando que elaborara un anuncio para Bancaja y con el propio Bud Spencer sin usar la violencia como estrategia publicitaria.

Escribir un comentario